lunes, 13 de febrero de 2012

Recuerdos Inesperados - One-shot - San valentin


Este One-shot no lo escribí yo, si no que lo encontré en una pagina de internet, la chica que lo escribió se llama Alina R.espero que les guste :D
_____________________________________________________________________________

Recuerdo luces intermitentes, conversaciones lejanas y figuras desconocidas revoloteando a mi alrededor  y por supuesto los latidos frenéticos de mi corazón que me hacían sentir avergonzada e incómoda  mientras dirigía mis pasos perdidos hacia un lugar cualquiera intentando que la noche escondiera aquellos sentimientos reflejados en mi expresión.
Llevaba en un bolsillo de mi chaqueta la foto de una persona que había encontrado por casualidad entre las páginas del  “Cumbres borrascosas” que acababa de comprar.  Mi mano temblorosa y acalorada apretaba con fuerza entre mi palma y mis dedos la foto doblada de la que  me había adueñado mientras mi mente rezaba una y otra vez las palabras escritas en su reverso con una caligrafía que descubría sensibilidad: “A la espera de un sentimiento apasionado que al fundirse con otro egoísta den lugar al amor más puro.” Cuando leí por vez primera estas palabras pensé que habían sido escritas sólo para mí, entonces un rubor dulce recorrió mis mejillas hasta llegar a mis labios ardientes formando ya una sonrisa incontrolable que reflejaba la dicha más absoluta.
Recorrí con los dedos miles de veces el contorno del rostro del que me enamoré aquella hermosa noche de enero hasta memorizarlos con una eficacia tal que se negaban a apartarse de mis recuerdos, o tal vez fuera yo la que se negara a apartarlos.  Llegué a esta conclusión cuando un dolor seco proveniente de mi codo derecho me devolvió a la realidad de forma inesperada. Sin recordar con la claridad suficiente como había llegado hasta el instituto aquella mañana me encontré de repente en una clase abarrotada y más silenciosa que de costumbre con los ojos clavados en una pizarra sobre cuyo contorno verdoso había cientos de ornamentos numéricos calcáreos mientras mi visión periférica me advertía de las decenas de ojos clavados en mi persona. Posteriormente retumbó en mis oídos la voz furiosa de mi profesora de matemáticas que al parecer empezaba a impacientarse ante la ausencia evidente de una respuesta por mi parte. Pronto todo se calmó y  la profesora desistió tras una larga espera a la que sucedió el interrogatorio de Louise, mi mejor amiga:
-¿Qué demonios te pasa Elisa? ¡Estás en las nubes! –decía en voz baja. Le devolví una mirada de reproche por haber interrumpido mis ilusiones y le contesté de forma reacia:
-Estaba pensando en mi amor platónico antes de que me interrumpieras.
-¿Puede saberse de quién se trata?
-Creo que no, ni siquiera yo le conozco –contesté ruborizada.
De pronto descubrí que intentaba disimular una sonrisa pícara y comprendí que ella sí le conocía.
-¡Tú sabes quién es! –le espeté indignada.
-Por supuesto, es el chico de la foto que está encima de tu mesa y quiere conocerte.
-¿Cómo lo sabes? Se fue corriendo y dejó mi pregunta colgando.

Era ya de noche cuando me dirigía a casa con la mirada fija en el suelo intentando disimular como de costumbre el rubor que me producía mi corazón acelerado cuando de pronto alguien me cortó el paso, levantó mi barbilla con una mano temblorosa y fría obligándome a mirarle a los ojos y posó con suavidad sus labios cálidos sobre los míos devolviendo la paz y la vida a cada célula de mi cuerpo. Cuando se separó de mi me susurró “A la espera de un sentimiento apasionado…” “…que al fundirse con otro egoísta…” -le interrumpí- “…den lugar al amor más puro.” –terminamos al unísono.
De pronto recordé que se trataba del chico que hacía mucho tiempo me había vendido un libro, a él pertenecía la foto y además se trataba de un primo de Louise del que me había enamorado en mi infancia. Recordé la vergüenza que sentí al reencontrarle en la librería y al descubrir a través de aquella foto los sentimientos que albergaba hacia mí. Entonces me arrojé a sus brazos sintiéndome la persona más feliz del mundo y le susurré lentamente “¡Feliz San Valentín, amor mío!"

3 comentarios:

  1. hermosoo me encantooo subi otro plis que me fasino!

    ResponderEliminar
  2. ohh que hermoso encerio awwww aww casi me hace llorar

    ResponderEliminar
  3. Awwwwww mori Dios que hermoso
    de principio a fin no pare de suspirar me encanto la frase: "A la espera de un sentimiento apasionado que al fundirse con otro egoísta den lugar al amor más puro"...
    Precioso, precioso
    Carmy

    ResponderEliminar